U

Casa rural Tía Upe

Mi hogar es mi camino

  • Casa rural Tía Upe
  • Casa rural Tía Upe
  • Casa rural Tía Upe
  • Casa rural Tía Upe
  • Casa rural Tía Upe
  • Casa rural Tía Upe
  • Casa rural Tía Upe
  • Casa rural Tía Upe
  • Casa rural Tía Upe
  • Velilla-224
  • Casa rural Tía Upe entrada, Velilla
  • Casa rural Tía Upe salón-comedor, Velilla
  • Casa rural Tía Upe salón-comedor, Velilla
  • Casa rural Tía Upe cocina, Velilla
  • Casa rural Tía Upe baño, Velilla
  • Casa rural Tía Upe habitación matrimonio, Velilla
  • Casa rural Tía Upe habitación doble, Velilla
  • Casa rural Tía Upe terraza, Velilla

El nombre de la  “tía” Upe era Guadalupe y llevó durante mucho, mucho tiempo,  el apelativo cariñoso de “tía”. ¿Por qué? Porque vivió más  de cien años: unos dicen que 101, otros que 102…Ésta fue su casa: bienvenido/a al hogar de una mujer longeva.

Eran tiempos de alumbrarse con candil y de ir a por agua a la fuente. Y cuando se acababa la labor, los vecinos charlaban. Repasaban sus historias y se acordaban de los que un día se marcharon en busca de  fortuna.

Algunos volvieron ricos y mejoraron la vida de sus paisanos, como Simón de Ágreda y Martínez de Cabezón, de San Román de Cameros, enfrente de Velilla.

Fundó la escuela de San Román y garantizó enseñanza gratuita en este entorno hace más de 200 años.

Los cameranos se vanaglorian de que entre sus abuelos y bisabuelos no hubo ninguna persona analfabeta. Los niños de Velilla también fueron a esta escuela y hoy sigue abierta.

¿Ves la de cosas que te puede enseñar la Casa de la Tía Upe?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR